domingo, 22 de diciembre de 2013

Competencia de remo



Una empresa cubana y una japonesa acordaron hacer una competencia de remo con ocho hombres cada una. Los dos equipos entrenaron duramente y el día de la carrera estaban en su mejor forma. Pero los japoneses vencieron por un kilómetro de ventaja.

 Después de la derrota el equipo estaba desanimado. El Director General decidió que ganarían al año siguiente y creó un equipo de trabajo para analizar el problema. Después de varios estudios, el grupo descubrió que los japoneses tenían siete remeros y un capitán. Y los cubanos, siete capitanes y un remero.

A raíz de eso, el Director General tuvo la brillante idea de contratar una empresa para analizar la estructura del equipo. Después de largos meses de trabajo, los especialistas llegaron a la conclusión de que el equipo tenía más capitanes que remeros. En base al informe de los especialistas, la empresa decidió cambiar la estructura del equipo. El equipo estaría ahora formado por cuatro capitanes, dos supervisores, un jefe de supervisores y un remero.

Se le daría especial atención al remero. Él tendría que ser el más calificado, motivado y consciente de sus responsabilidades. Al año siguiente, los japoneses ganaron por dos kilómetros de ventaja. Los dirigentes de la empresa despidieron al remero por su mal desempeño. A los demás miembros del equipo les dieron un premio por la gran motivación que intentaron infundir en el equipo.

El Director General preparó un informe de la situación, donde quedó demostrado que: 1) Fue escogida la mejor táctica. 2) La motivación era buena. 3) Pero el material debía ser mejorado. En estos momentos, están pensando en sustituir la canoa...

1 comentario:

  1. Nadie conoce la verdad de esta anécdota mejor que quienes hemos sido siempre remeros. Pero hay que seguir remando, eso sí, estando bien seguros de no remar en la dirección de los directores, supervisores y demás premiados. Feliz fin de año.

    ResponderEliminar